• ¿DUDAS? ¿PREGUNTAS? 616490937
  • 616490937
  • ENVÍO GRATIS PEDIDOS > 90 €
  • ENTREGA 24/48 h.
  • ¿DUDAS? ¿PREGUNTAS? 616490937
  • 616490937
  • ENVÍO GRATIS PEDIDOS > 90 €
  • ENTREGA 24/48 h.

3 MOMENTOS PARA BANDURRIA

Núm. producto: MP020052

11,90 €

Disponible

Descripción

Autor: Fabián Forero

Revisión: Pedro Chamorro

Para: Bandurria soprano o Bandurria tenor (laúd español)

  • I. Monólogo y Preludio
  • II. Bagatela
  • III. Rondó - Bambuco

Núm. de páginas: 16


Tres momentos

Esta obra, inspirada en una, para mí, muy feliz iniciativa de los maestros Caridad Simón y Pedro Chamorro por grabar la integral de mi obra para bandurria sola, está pensada en tres movimientos que, aunque autónomos, tienen una relación de carácter y una secuencia en los tiempos, que le dan unidad y la vuelven una sola. Recomiendo tocarla de esta manera.

El primer movimiento, Monólogo y Preludio, inicia con una melodía sencilla, alternada con un segundo plano que le procura variedad rítmica y una atmósfera podríamos decir que de contemplación y ensimismamiento. Es muy importante mantener la autonomía de los dos planos, y buscar cierta variedad en los colores y el fraseo de los mismos.

El preludio inicia con cuatro notas in crescendo, que derivan en una escritura en semicorcheas, en la que es muy importante mantener un fraseo del plano inferior coherente, atendiendo a las indicaciones de carácter, a los matices sugeridos, y a las digitaciones propuestas para estos fines.

El segundo movimiento, Bagatela, plantea una melodía sencilla, ligera en carácter, que es importante destacar. La segunda sección, poco piú mosso, continúa con la misma actitud, en la que es fundamental seguir las indicaciones de dinámicas y las articulaciones propuestas. El movimiento continúa con una transición extensa, que va aumentando en tensión, manifiesta en un crescendo progresivo y un aumento gradual de volumen, esto desarrollado dos veces, para resolver en un episodio secuencial, elaborado en semicorcheas, a manera de clímax, retornando progresivamente con un decrescendo paulatino a la primera sección. Es muy importante, en la secuencia antes descrita, mantener la intensidad a través de los matices, el carácter incisivo y destacar los ligados de fraseo.

El tercer movimiento, Rondó – Bambuco, propone un ostinato desarrollado mediante arpegios, que alternan intervalos ascendentes y descendentes, sobre una armonía modal que va resolviendo con una secuencia en dos planos figurados, planteada sobre una estructura en tonos enteros e intervalos de cuarta justa, para ir introduciendo discretamente la rítmica tradicional del bambuco colombiano, manifiesta explícitamente a partir del compás 12. Las indicaciones de matices y fraseos –ligados, acentos, staccati-, como ya se ha comentado, deben seguirse rigurosamente, pues la intención y el carácter del pasaje necesitan de su relevancia. A partir del compás 12 inicia, como ya se dijo, el bambuco. En esta sección es muy importante destacar no solamente la melodía sino el plano de acompañamiento, que le da la característica especial a la rítmica de este tan querido género de mi país. A partir del compás 46 se desarrolla un episodio del rondó, que contrasta fuertemente en tempo y carácter con el resto del material. Se escucha otra melodía basada en la rítmica del bambuco, por supuesto, que inicia como una monodia, para luego hacerse oír a dos planos y sobre una armonía bitonal. Es importante, en esta sección, ser cuidadoso con la rítmica y los valores escritos, pues, de lo contrario, se pierde la agógica del género. Entre el compás 62 y el 71 se despliega una melodía a dos voces; ésta se puede hacer en notas sueltas, en tranquilla, preferiblemente, pero también se puede explorar una sonoridad con trémolo; funciona muy bien.

Como ya lo había comentado, la obra fue sugerida tácitamente por Caridad Simón y Pedro Chamorro, a quienes, por supuesto, está dedicada. Esta es mi segunda colaboración editorial con MundoPlectro.com, a quienes agradezco no sólo su presencia editorial y musical, sino su amistad y generosidad para con mis proyectos. Espero que la disfruten.

FABIÁN FORERO VALDERRAMA

Bogotá, D.C., 28 de diciembre de 2021